"Espera veneno del agua estancada.”

                              William Blake

Bonita bitácora siempre a medio abandonar

Clasificado en la/s categoría/s Bitácora, Literatura con fecha 11/06/2015 por Emilio

Abrí este blog hace ya ocho años, que se dice rápido. Entonces ya llevaba, como poco, otros ocho haciendo aplicaciones web y portales para unos y otros, y tenía clarísimo que el tráfico que puede registrar una bitácora personal únicamente resulta significativo si los contenidos se actualizan constantemente. Cosa que nunca fue mi intención.

Mi intención era bloggear mi periplo como autor, y nada más. Nunca armé este sitio para promocionarme, sino para sumarizar la aventurilla. Me parecía un buen motivo para darle al WordPress del mismo modo en que lo hacen mis usuarios, y el ejercicio de la literatura se me hacía curioso. Qué coño, por aquel entonces me parecía una marcianada, una de mis chaladuras; había llegado a fichar por un sello de rebote, en una de esas cosas que te pasan sin que tú entiendas ni cómo ni por qué. Había vuelto a la literatura tras un largo retiro y sólo porque me aparecieron cuatro ratos muertos sin conexión en un sitio apartado, y me pareció que sería divertido aprovecharlos para escribir un cuento de fantasmas. Lo cierto es que, tanto entonces como ahora mismo, mi vida como ingeniero me mantiene liado más de ocho horas diarias.

Cinco novelas después (y visto lo que se avecina con mi vida como autor), pues todo me parece tan distinto que a menudo me pregunto qué hago a estas alturas de la vida con bitácora del experimento a rastras, y cómo es que no la cierro.

Pero supongo que soy un nostálgico, y que me pirran los lugares abandonados, así que ahí va otro post. Quizás el último, yo qué sé. Hubo una época en que las entradas de este blog eran quincenales y de un tiempo a esta parte que ya ni semestrales, pero cada vez que pongo una me digo que tendría que ser la última.

Por aquello que dice el proverbio masai: todo tiene un final.

En fin. Que no me esperéis mucho por aquí. Andaré por ahí.