"Espera veneno del agua estancada.”

                              William Blake

Segunda edición

Clasificado en la/s categoría/s Bitácora con fecha 19/10/2012 por Emilio

Cenital se agotó hará un mes, o así. De pronto comencé a recibir correos y mensajes de gente que se quejaba de que no podía conseguir el libro en la mayoría de las librerías del país y a medida que la cosa se fue haciendo más y más extensiva pudimos constatar que no era algo puntual y que los almacenes de la distribuidora estaban sin copias. Y esta vez, a diferencia de lo que nos pasó con la novela del año pasado, no nos llegaba al pasar septiembre un lote de devoluciones capaz de frustrar la segunda edición del libro.

Que acaba de salir de imprenta y a partir del lunes comenzará a reponerse.

Cenital ha obtenido más de medio centenar de reseñas sin contar las que habrán aparecido en blogs personales. Mi editor ha recogido la mayoría en este enlace. Tampoco es que la prensa impresa se haya volcado mucho con lo mío, pero es que de un tiempo a esta parte que la prensa impresa ha volcado y punto. Da que pensar, que uno tenga hasta tráfico en su blog a medio abandonar y que los puntos de entrada sean todo portales independientes, buscadores, twitts, enlaces de correo electrónico, agregadores y cadenas de radio.

En fin, la cosa es que había que recoger las menciones más llamativas con vistas a elaborar la faja que le hemos puesto al bicho, de modo que estuvimos repasándolas para ver con cuáles nos podíamos quedar y nos dio bastante guerra decidirnos. Tocó sumarizar un poco. Rebobinar.

Yo de todos los bolos, las entrevistas y las críticas de los cinco meses que nos ha llevado liquidar la tirada inicial me quedo escpecialmente con la presentación de la novela que hicimos en la Semana Negra, a cargo de Elia Barceló y compartiendo espacio con Ismael Martínez Biurrun en la carpa principal justo el día después de que me dieran el Celsius de Novela por mi trabajo del año pasado. Recuerdo también con cariño la presentación que hicimos en la FNAC de Callao dentro del Tiramisú entre libros de mayo. Y la violenta entrevista que di en Cooking Ideas, que armó un buen revuelo en las redes sociales. Por no comentar las menciones que ha ido recogiendo el libro precisamente en los portales en los que se conocen sus personajes… Me viene enseguida a la cabeza la reseña que me hizo Pedro Prieto para crisisenergetica.org o la que me dio Antonio Turiel para The Oil Crash. Son mil enlaces, no me veo buscándolos todos, pero preguntad en Google. Entenderéis porque digo a menudo en Facebook que mi vida está hecha un caos.

Nunca vi claro si una novela tan cruda podría funcionar así, con la que está cayendo. Ni que escribir una historia protagonizada por un grupo antisistema pudiera arrojar como resultado que los propios grupos altermundistas se pusieran a invitarme a participar en sus jornadas y sus movidas. Ahora me veo saliendo en fanzines, podcasts, radios alternativas… en todas partes me preguntan si enlazan mi blog o no, y yo me pregunto si no irá siendo hora de poner el post del semestre, y en esas estamos ahora.

Con todo han sido cinco meses bastante intensos, verano incluído. Supongo que ahora me esperan menos jaleos, en parte porque ando un tanto cansado y en parte porque todos los bolos son irrepetibles.

Pero esta mierda sigue, y yo preparo nuevas cosas. Seguiremos viéndonos. El sábado de la semana que viene me vuelvo a pasar por Madrid.

Mil gracias por vuestro apoyo. Y perdonadme el post de autobombo, pero esto se supone que es una bitácora y yo se supone que soy un cabrón.

Piro a ver si duermo algo. Chao.

Escuchando:
Mono Inc – Get some sleep